PROTECCIÓN DEL ALIMOCHE

Alimoche_de_frente

Hola a todos.

Esta primavera quiero llamar la atención sobre estas aves, que todos los años en torno al 19-22 de Marzo llegan a Hoz de Jaca alojándose siempre en una peña en la que nidifican. Como vais a ver, se está realizando un importante trabajo su protección. enterprise cloud Espero que os resulte interesante.
Un saludo, Bernadette.
INFORME 201 EL ALIMOCHE: Situación

Agradecimientos:

A Jesús Hernando, Equipo Iberis, Fondo para el Refugio y a todos los que han contribuido a que esta publicación tome forma.

El comienzo e impulso de las acciones de seguimiento y conservación del alimoche ha sido posible gracias al patrocinio inicial de entidades como la Comisión Europea, mediante el proyecto LIFE Natureza Gestión del Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega, la Fundación MAVA y Obra Social Caja Madrid

Texto: Gema Rodríguez, Carlos Cano, Guillermo Doval y Luis Suárez

Revisión: Jorge Bartolomé y Enrique Segovia

Edición: Amaya Asiaín

Maquetación: Amalia Maroto Franco

Impresión: Artes Gráficas Palermo, S.L.

Impreso en papel 100% reciclado.

Publicado en mayo de 2011 por WWF/Adena (Madrid, España). WWF/Adena agracede la reproducción y divulgación de los contenidos de esta publicación (a excepción de las fotografías, propiedad de los autores) en cualquier tipo de medio, siempre y cuando se cite expresamente la fuente (título y propietario del copyright).

© Texto: 2011, WWF/Adena. Todos los derechos reservados.

Depósito Legal:

WWF es una de las mayores y más eficaces organizaciones internacionalees independientes dedicadas a la conservación de la naturaleza. WWF opera en más de 100 países, con el apoyo de cerca de cinco millones de personas en todo el mundo.

WWF trabaja por un planeta vivo y su misión es detener la degradación ambiental de la Tierra y construir un futuro en el que el ser humano viva en armonía con la naturaleza: conservando la diversidad biológica mundial, asegurando que el uso de los recursos naturales renovables sea sostenible y promoviendo la reducción de la contaminación y del consumo desmedido.

INTRODUCCIÓN

El presente documento repasa la situación actual del alimoche (Neophron percnopterus) en la Península Ibérica y sus principales problemas de conservación. Gracias a la colaboración de la Fundación Biodiversidad (www.fundacion-biodiversidad.es), esta publicación se suma a los esfuerzos realizados por WWF a lo largo de los últimos años para frenar el declive de esta especie, que sufre las mismas amenazas que otras muchas aves rapaces ibéricas

CARACTERÍSTICAS: El alimoche es el más pequeño y ligero de los buitres que habitan en Europa. Su envergadura alar es de 165 cm y se alimenta principalmente de restos de ganado y cadáveres de conejo, reptiles y otros animales pequeños.

Cría en cantiles y roquedos de media montaña, junto a espacios abiertos, riberas arenosas de los ríos, e incluso humedales y zonas cercanas a asentamientos humanos donde busca su alimento. Es un ave muy territorial y cada pareja sitúa sus nidos con una separación mínima de 1 a 5 km. La cría se produce generalmente entre los meses de marzo y agosto en la región mediterránea, más tarde que en el caso de otros alimoches de la región paleártica. Por lo general incuba 2 huevos durante 6 semanas, con la colaboración de ambos adultos tanto en la incubación como en la alimentación. Sólo suele sobrevivir uno de los dos pollos, que permanece en el nido unos 75 días. Una vez emplumados, los jóvenes, que presentan un característico color negro durante el primer año, son aves aparentemente independientes que realizan la migración separados de los padres.

Para alimentarse el alimoche es capaz de aprovechar casi cualquier cosa. Prospecta meticulosamente el territorio en busca de restos de carroñas de ganado y cadáveres de conejos y reptiles, lo que le confiere un papel fundamental como sanitario del campo al evitar la propagación de enfermedades y la contaminación de las aguas.

El comportaminto y la forma de vida son muy diferentes entre los inmaduros y los adultos reproductores. Los inmaduros se concentran en torno a fuentes de alimentación previsible y permanente como muladares y basureros, agrupándose para dormir en árboles (dormideros), mientras que los reproductores son territoriales y crían en cortados rocosos.

El alimoche es un migrador transahariano, es decir, pasa el invierno en África, al sur del desierto del Sáhara, entre los meses de septiembre y febrero. La zona de invernada de la mayor parte de los alimoches europeos se concentra en la franja del Sahel. En concreto, los alimoches de la península objeto de seguimiento por satélite tienen sus cuarteles de invernada principalmente alrededor de la frontera entre Mauritania y Malí, como demuestran los datos de los 4 alimoches de las Hoces del Riaza seguidos por WWF en 2009 y 2010 y de otras aves estudiadas procedentes de otras poblaciones peninsulares (Agudo et al., 2010; García-Ripollés et al., 2010). En estas zonas de invernada los alimoches encuentran condiciones óptimas, puesto que pueden alimentarse de ganado en régimen extensivo (fundamentalmente ovejas y cabras) y ungulados salvajes.

POBLACIÓN Y DISTRIBUCIÓN

La población española de la especie se estimaba en el año 2002 en 1.320-1.480 parejas reproductoras (Del Moral, 2009; Del Moral y Martí, 2002). En 2008 se realizó un censo nacional, coordinado por SEO/BirdLife, en el que se estimó una población de 1.556 parejas (Del Moral, 2009). A pesar de este aparente incremento, los resultados están notablemente influidos por la cobertura de los mismos, por lo que en términos generales se asume para esta especie un aumento de la cobertura de censo y una disminución de la población reproductora, tal y como corroboran los datos de las zonas estudiadas con más detalle.

SU HABILIDAD PARA ROMPER HUEVOS DE AVESTRUZ UTILIZANDO PIEDRAS COMO HERRAMIENTA LE HA VALIDO EL APELATIVO DE “BUITRE SABIO”.

WWF España El alimoche. Situación, amenazas y herramientas de gestión 2011 página 7

En España se distribuye en todas las comunidades autónomas excepto Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla. Se encuentra en Pirineos, Cordillera Cantábrica, cuenca del Ebro, Sistema Ibérico, sierras Béticas y Subbéticas, Sierra Morena, cuenca del Tajo, Arribes del Duero, Baleares y Canarias (Fuerteventura y Lanzarote). Castilla y León es la región con mayor número de parejas, con más del 25% de la población, seguida de Aragón con casi el 18%. También destacan Extremadura, Castilla-La Mancha y Navarra, que cuentan cada una con el 10% de los individuos.

La población española supone cerca del 80% del total de Europa, donde se distribuye en la región mediterránea: sur de Francia, Italia y la península de los Balcanes. A nivel mundial la población de alimoche se estima entre 30.000 y 40.000 individuos, concentrados principalmente en el sur de Europa, Oriente Medio y Asia Central, además de las poblaciones de India y África.

Se conocen tres subespecies a nivel mundial:

– Neophron percnopterus percnopterus: África, sur de Europa, Asia Central y noreste de India. Es la subespecie que podremos encontrar en la Península Ibérica y Baleares.

– Neophron percnopterus majorensis: se trata de una subespecie endémica de las islas Canarias, donde se le conoce como guirre, y que se diferencia del de la península por su mayor peso y tamaño. Recientes estudios (Agudo et al., 2010) vinculan su origen con la colonización de las islas Canarias por sus primeros habitantes, las poblaciones bereberes del norte de África, que al introducir rebaños de cabras hicieron posible la colonización y adaptación de la especie a las condiciones de las islas.

– Neophron percnopterus ginginianus: se localiza en India (excepto en el noreste) y Nepal.

Su evolución en España en los últimos años es muy negativa, con una reducción de su población de un 25% en los últimos quince años. En algunas zonas, como el Valle del Ebro, la regresión ha sido de un 70% y en Andalucía se estima en un 45%. La tendencia general de la especie en el mundo es de fuerte regresión en todo su rango de distribución por amenazas similares a las descritas para España.

La evolución negativa de la especie en España ha motivado su paso a la categoría de “en peligro” en la última revisión del Libro Rojo de las Aves de España (Madroño et al., 2004), siguiendo los criterios establecidos por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN). En Andalucía, por ejemplo, se ha catalogado como “en peligro crítico de extinción” en el Libro Rojo de los Vertebrados amenazados de Andalucía, según criterios de la UICN.

En el reciente Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y Catálogo Español de Especies Amenazadas (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero) el alimoche figura como “vulnerable”, categoría que, de acuerdo a la Ley 42/2007 art. 55, b), engloba aquellos taxones o poblaciones que corren el riesgo de pasar a la categoría anterior en un futuro inmediato si los factores adversos que actúan sobre ellos no son corregidos.

A nivel internacional, está catalogado como “amenazado” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN desde 2008 debido al rápido declive de las poblaciones en India y a lo largo de los continentes africano y europeo. En Europa la especie está incluida en el Anexo I de la Directiva relativa a la conservación de las aves silvestres (Directiva 2009/147/CEE) y en el Apéndice II del Convenio de Berna, Bonn y CITES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *